Una fecha, una historia, un hombre inolvidable

moncada  Por Anisleydis García Rodriguez

El 26 de julio de 1953, se produjo el asalto a los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, con el fin de derrocar al dictador Fulgencio Batista  por un movimiento revolucionario de nuevo tipo que rescataba la concepción Guiterista de la toma del poder mediante la lucha armada.

fidel-276Su líder, Fidel Castro, se convirtió en el guía indiscutible de este movimiento.  A pesar de que estas acciones militares fracasaron incentivaron el espíritu de lucha de nuestro pueblo cumpliéndose esta frase de nuestro Comandante en jefe “Hace falta echar a andar un motor pequeño que ayude a arrancar el motor grande”

Nuestra  provincia se conmocionó por los hechos del Moncada, el periódico “El Camagüeyano” se hizo eco de las falsedades publicadas por el régimen, incluso de las hipócritas palabras del tirano, llamando a la moderación y la concordia,  cuando se estaba asesinando a los combatientes. Posteriormente los jóvenes camagüeyanos, al conocer quienes dirigieron y participaron en la acción, se solidarizaron con ellos, a muchos de los cuales conocían de sus actividades en la juventud ortodoxa o el recién finalizado Congreso Martiano. Luego del Moncada se radicaliza el pensamiento revolucionario de la juventud.

  fidel-136Al triunfar la revolución en enero de 1959  la historia, premiando nuestros incansables esfuerzos en pos de la autodeterminación y el decoro, nos daría la posibilidad  a los camagüeyanos de contar con la presencia en nuestra tierra de  uno de los hombres más geniales nacidos en el siglo XX ,  nuestro líder indiscutible Fidel Castro Ruz .

Fueron innumerables ocasiones en las que visitó la provincia, es por eso que podemos vanagloriarnos de su asistencia en los actos en conmemoración del  24 y 36  aniversario de los  asaltos  a los cuarteles  Moncada y Carlos Manuel de Céspedes  el 26 de julio de 1977 y 1989 respectivamente. Expresando:

fidel-274……”Verdaderamente que un día como hoy, en que se recuerda a los compañeros que murieron, a todos los compañeros que cayeron en estos últimos años cumpliendo su deber, lo que realmente nos compensa a todos, y nos anima a todos, y nos consuela, es saber —como puede verse un día como hoy— que ninguno cayó en vano. Que los frutos de su sangre y sus sacrificios es este pueblo, esta Revolución, este espíritu patriótico, ¡profundo espíritu patriótico!, y este profundo espíritu internacionalista, estos sentimientos generosos y solidarios de nuestro pueblo….”

…”¡Este es el mismo país y es el mismo pueblo de Céspedes y de Martí este es el mismo país y el mismo pueblo de Agramonte y de Máximo Gómez , este es el mismo país y el mismo pueblo del Titán de Bronce Antonio Maceo este es el mismo país y el mismo pueblo de Yara y de Baire, este es el mismo país y el mismo pueblo de la Protesta de Baraguá ,este es el mismo país y el mismo pueblo del Moncada, de Girón y del internacionalismo, solo que con una conciencia revolucionaria tan alta como nunca la tuvo jamás  y este pueblo y este país sabrán ser consecuentes con su gloriosa historia!”….

Al referirse nuestro comandante a la importancia que tiene la historia para nuestra fidel-132provincia expresó:

…..”Hacer edificios nuevos no significa que vayamos a olvidarnos de los viejos. Sobre todo en Camagüey esto tiene una importancia particular, porque ustedes poseen miles de edificaciones en el viejo Camagüey; edificaciones que tienen un valor histórico y cultural muy grande. Esas construcciones hay que preservarlas y hay que mantenerlas, para que en el futuro la comunidad y los visitantes de Camagüey puedan apreciar y disfrutar los dos estilos arquitectónicos: el antiguo y el moderno.

Ustedes comprenden que hoy no se pueden hacer ese tipo de casas de antes; hay que usar el prefabricado y combinar los elementos. Con ellos se producen edificaciones muy bonitas —desde luego—, pero no son del mismo estilo. Se construye con mucha más productividad, y la solución no puede ser sino a través del prefabricado. Pero mientras más tiempo transcurra, más valor tendrán las viejas instalaciones construidas con otro estilo.

Vean ustedes, por ejemplo, cuántas personas de las que visitan a Camagüey se acercan para conocer la residencia donde nació y vivió Ignacio Agramonte Eso es de un gran valor histórico-cultural, que enriquece el espíritu de la comunidad y del pueblo. Las futuras generaciones estarán eternamente agradecidas de que ustedes hayan conservado esa casa. Y estarán igualmente, eternamente agradecidas de la conservación de esos edificios que tienen más de 100 años y hasta más de 200 años…”

De modo que podemos decir que hoy Camagüey simboliza el espíritu revolucionario de trabajo y de lucha que reina en todo el país ¡Eso sí constituye un homenaje digno a los que han caído! ¡No con palabras, sino con hechos.

Particularmente este año tiene un carácter especial porque va a hacer el primero que celebremos la conmemoración de la efeméride del 26 de julio sin nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz  el ya no estará para hablarnos del futuro, pero en su obra escrita y su ejemplo están muchas pistas para pensar y hacer lo mejor en cada momento, pensando con cabeza propia como nos inculcó.

Pero a pesar de ya no tenerlo con nosotros en el plano terrenal puedo asegurar que a partir de hoy con más fuerza que nunca cuando se diga CUBA será lo mismo que decir FIDEL, porque eso es él: CUBA