Arlequín celebró su alegría

Escrito por Mailet Padilla Paneca y Lourdes María Mazorra López.
Rumbatá puso sus tambores, el contagioso ritmo, la rumba en vena… los arlequines la alegría y sapiencia con la cual durante 18 años han defendido el patrimonio del Camagüey. Así celebró el Conjunto Artístico Arlequín su XVIII aniversario de creación, con una gala en el patio de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey, institución que impulsó el proyecto y lo acoge desde sus primeros días.

Ya en 1997 había surgido la OHCC con el propósito de conservar el patrimonio tangible e intangible de la urbe y promover el conocimiento de la historia y la cultura local, valores excepcionales que le confirieron a esta comarca el prestigioso reconocimiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad, en julio de 2008.

Dos años después, bajo estos preceptos, y teniendo en cuenta lo importante que son las jóvenes generaciones en el cuidado y preservación del legado histórico-cultural, surge en septiembre de 1999 el Conjunto Artístico Arlequín; proyecto que bajo el sistema de artistas aficionados, agrupa a niños y adolescentes entre 7 y 16 años de edad en las manifestaciones de danza, música, teatro, artes plásticas y narración oral.

Los Arlequines son instruidos en el conocimiento teórico y práctico de las manifestaciones del arte que componen el Conjunto, teniendo además como filosofía de actuación la defensa de valores culturales y sociales, la imbricación de la familia a estos preceptos y el cumplimiento de sus deberes como estudiantes.

Cada manifestación tiene su propio repertorio, diseñado bajo el objetivo general del proyecto y la postura defendida por la OHCC. La estructuración del mismo permite a cada manifestación trabajar de formas integrada e independiente, respondiendo a cada una de sus especialidades y los requerimientos de ocasión. Además, cada especialidad prepara dos elencos al unísono, con el objetivo de facilitar y asegurar el relevo.

Los Arlequines han trabajado con diversas instituciones, organismos y organizaciones políticas y de masas en la provincia y el país; integrándose a importantes eventos, festivales y acciones culturales en comunidades, espacios públicos y teatros; mientras que cada verano desarrollan sus talleres a los que acuden niños y jóvenes, quienes protagonizan junto a los integrantes del Conjunto, un espectáculo de cierre.

Disímiles han sido los lauros a lo largo de estos años, entre ellos, reconocimientos especiales en el Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, varios premios en los festivales provinciales de danza, el San Juan camagüeyano, el Carnaval Infantil, el evento matancero Cotorreando; así como una larga lista de reconocimientos otorgados por el Sectorial Provincial de Cultura y el de Educación, la Organización de Pioneros José Martí, la Unión de Jóvenes Comunistas, los CDR, la Federación de Mujeres Cubanas, el MININT, las FAR, el Poder Popular y otras entidades.

Por esta razón, a la gala de este viernes acudieron payasos, magos, músicos… convirtiéndose en una gran fiesta llena de niños celebrando los 18 años del Conjunto Artístico Arlequín, tiempo durante el cual regalar buenos momentos ha sido el mejor de los obsequios y sembrar esperanza, sensibilidad y amor por la ciudad, la mayor de las virtudes.