“Aulas patrimoniales” abren sus puertas

La educación, vía eficaz para compartir conocimientos, desarrollar habilidades, fomentar el respeto y la cooperación, así como el amor a la historia, es la estrategia que guiará al proyecto “Aulas patrimoniales” de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey (OHCC).

Con esta premisa y desde hoy, estudiantes de las escuelas primarias “La Avellaneda”, “Renato Guitar”, “José Luis Tassende” y “Martha Abreu”; y las secundarias “Inés Luaces” y “Mártires de Camagüey”, formarán parte de la iniciativa que semanalmente sesionará en una institución de la OHCC.

La cita inaugural será esta tarde en el parque Agramonte, desde donde partirá el tren urbano, propuesta muy demandada en el verano y que esta vez estará a disposición de los centros docentes.

Con carácter itinerante, cada viernes una escuela diferente trasladará su “aula patrimonial” a la institución correspondiente según el tema a tratar, para propiciar el intercambio escolar acerca de la historia camagüeyana, e incentivar la preservación de nuestra cultura.

El trabajo educativo, conciliado previamente con la Metodóloga de Historia de la enseñanza Secundaria y la Dirección Municipal de Educación, tiene una experiencia precedente en las “Aulas museo” de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, y devendrá en un laboratorio para el desarrollo socio cognitivo de sus participantes, revertido además en la preservación de los valores que nos confirieron la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se incluirán Jornadas especiales en correspondencia con fechas conmemorativas, además de los recorridos en el tren urbano, respondiendo a los objetivos y necesidades del programa docente de las escuelas, pero además, complementando el conocimiento de la historia local a partir de la visita a lugares históricos y otros sitios emblemáticos de la urbe.

Las rutas planificadas son “Movimiento Estudiantil”, “Agramonte en la historia” y “Los mártires del Camagüey”, e incluirán sitios como el parque Ignacio Agramonte, el Museo Jesús Suárez Gayol, la Plaza de la Revolución, la Plaza San Juan de Dios, la Casa Natal de Ignacio Agramonte, la Casa Quinta Amalia Simoni, la Necrópolis de Camagüey, el Casino Campestre y otros parques importantes.

Las líneas de acción están encaminadas a promover la historia nacional y regional, mejorar la disciplina y conducta de estudiantes, fortalecer el amor a mártires, héroes y heroínas, preservar el medioambiente como un valor más de nuestro patrimonio, desarrollar actividades investigativas, utilizar sitios históricos en función del proceso docente educativo y fortalecer el vínculo entre la escuela y las instituciones culturales de la OHCC.

La OHCC tiene como objeto social preservar la memoria material y espiritual de la provincia; el estudio, la investigación y promoción de nuestro legado histórico; así como la protección del patrimonio tangible e intangible.