Ciudad que vivo, ciudad que soy

La campaña de comunicación para incentivar la civilidad, el respeto y cuidado de la ciudad de Camagüey, que realiza la Oficina del Historiador de la ciudad, comenzó desde este mes de mayo con su lema Ciudad que vivo, ciudad que soy.

Durante un año estará vigente con el objetivo de preservar el entorno citadino y el comportamiento de las personas, como condiciones indispensables para el incremento de la calidad de vida y el bienestar, tanto individual como colectivo.

La civilidad, el disfrute, el orgullo, la convivencia y la camagüeyaneidad serán palabras claves de esta campaña que cuenta con ideas claras a defender. En primer lugar ve el reconocimiento de la responsabilidad individual, tanto de las personas naturales como jurídicas en el rescate y preservación del ornato público.

Además encuentra necesario mancomunar esfuerzos en aras de materializar acciones de mantenimiento, saneamiento, capacitación, comunicación y educación ciudadana. Incrementar la calidad de vida y el disfrute de la ciudad, en la medida que la urbe exhiba mejores condiciones físicas y sean acatadas las normas de convivencia.

Apela al orgullo por el legado cultural, a través de hechos que demuestren la grandeza de la región y su influencia significativa en la historia de Cuba y universal.

Y por último y no menos importante, explican las especialistas al frente de la campaña Mailet Padilla Paneca y Jessica Castillo Nápoles que el enaltecimiento de la imagen de la ciudad, es vital, como modo de incrementar la autoestima del camagüeyano y promover la urbe como destino turístico de excelencia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *