Distinguido visitante

Después de la reparación de nuestros estudios todo el que pasa por la ciudad llega de visita. Por eso andaba de recorrido por el centro histórico el excelentísimo señor A.L. Rathapala, quien funge como embajador de Sri-Lanka en Cuba. Su asistencia a la Tierra de los Tinajones responde a la graduación de 5 jóvenes de su país, en la Escuela Latinoamericana de Medicina y luego aprovechó la ocasión para dar un vistazo.

¿Dónde queda Sri-Lanka? La isla de Sri Lanka está en el océano Índico, al suroeste de la bahía de Bengala. Está separada del subcontinente indio por el golfo de Mannar. Según la mitología hindú, un puente de la tierra al continente indio, conocido como Puente de Rama, el paso natural era en la antigüedad un istmo completo —y, por ende, Sri Lanka era una península— pero resultó afectado por una tempestad violenta en el año 1480.

En la actualidad, está formado por una serie de penínsulas, islas y bancos submarinos de arena y piedra caliza. La anchura del estrecho de Palk es suficientemente pequeña como para que la costa de Sri Lanka sea visible desde el pueblo indio de Rameswaram. La isla con forma de pera, consta en su mayor parte de planicies y llanuras costeras, con montañas elevadas sólo en la parte del sur-central.

Allá es normal encontrar a lo largo de las carreteras y en los campos de cultivo, elefantes trabajando en las labores agrícolas y de transporte. Pero en lo que a fauna se refiere, el animal más visible es el mono, que además es sagrado. En los siglos XIX y XX, Sri Lanka llegó a ser una economía de plantación, famosa por su producción y exportación de canela, el caucho y té de Ceilán, que se quedó como una marca registrada de la exportación nacional.

El desarrollo de puertos modernos bajo el gobierno inglés aumentó la importancia estratégica de la isla como centro del comercio. Las lenguas oficiales son el cingalés y el tamil. El inglés es la lengua materna de aproximadamente el 10 % de la población. Sri Lanka tiene la historia continua más larga de budismo.

Los budistas están distribuidos en casi toda la isla menos en el norte, mientras que los hindúes están concentrados en el norte y en las tierras altas centrales. Por lo que puedo decirles que es una pequeña isla, en forma de pera, cercana a la india, con personas muy religiosas, amor por la naturaleza y de color y olor similar a la canela.

Una vez hecha esta salvedad regresamos a la historia del embajador que nos visitó. En nuestros estudios El señor A.L. Rathapala, al entrar a la cabina y estrecharnos la mano, dijo a través de su intérprete, que ya había estado en Camagüey en otra ocasión y le agradaba mucho ver cosas nuevas, como nuestro proyecto audiovisual Príncipe. Preguntó sobre el trabajo de la radio base con la comunidad y se interesó por el vínculo con la radio y la televisión en el territorio, al que podemos decir que es el mejor, pues nuestros trabajos son publicados en ambas emisoras. 

Luego de un breve intercambio y de agradecernos por la atención, ya de salida para continuar camino a otros sitios de la ciudad, el Excelentísimo señor embajador de Sri Lanka en Cuba, dijo que… “hasta aquí había apreciado el esfuerzo de los camagüeyanos por salir adelante y que eso le inspiraba”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *