Escuela de Oficios “Francisco Sánchez Betancourt” gradúa a jóvenes restauradores

dsc_2769

La Escuela de Oficios “Francisco Sánchez Betancourt”, de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey, graduó esta mañana a doce jóvenes en las especialidades de albañilería y carpintería, oficios imprescindibles para la preservación de nuestro patrimonio.

.

Durante los dos años de formación en el centro docente, los jóvenes laboraron en la construcción, restauración, rehabilitación y mantenimiento de obras con valores arquitectónicos, patrimoniales e históricos, y en instituciones culturales y sociales de la Ciudad de los Tinajones.

Entre los diferentes inmuebles y espacios públicos intervenidos se encuentran los parques “Ignacio Agramonte” y “Las Leyendas”; la Plaza de los Trabajadores y el Museo Parque Temático del Ferrocarril, obra de la OHCC que contempla a la antigua estación de viajeros como edificio principal, y el cual recreará la historia ferroviaria en nuestra urbe.

dsc_2785Acometieron trabajos de limpieza de monumentos, destacando el conjunto escultórico de Potreros de Jimaguayú – lugar donde cayó en combate el Mayor –, los relieves escultóricos de la Plaza de la Revolución “Ignacio Agramonte y Loynaz” y el Monumento a los Caídos.

Se insertaron además en trabajos de mantenimiento en la Casa Natal Carlos J. Finlay, el Centro de Interpretación “Camagüey, ciudad patrimonio”, el Centro de Convenciones Santa Cecilia, la sede de la OHCC, y entregaron un aula en el Palacio de los Pioneros que comenzará a funcionar como sede de círculos de interés el próximo curso escolar.

Estudiantes y profesores de esta institución también se incorporaron a las labores constructivas desarrolladas en la antigua planta eléctrica “Manuel Julién”, donde actualmente se construye el Recinto Ferial; moderna instalación polivalente que forma parte del proyecto La ciudad mira a sus ríos, de la OHCC.

dsc_2775Durante la graduación, María de los Ángeles Galera del Risco, directora de la Escuela de los Oficios, reconoció los resultados positivos con los cuales culminó la promoción, y apuntó que, a pesar de estos y otros logros, “debemos seguir trabajando por la calidad de nuestros egresados, así como por su permanencia en el sistema docente”.

El agradecimiento por parte de padres y madres de estudiantes llegó en las palabras de René Jiménez Bueno, cuyo hijo Fernando René Jiménez Delgado resultó el mejor graduado del curso y expresó, a nombre de sus colegas, la satisfacción de estudiar oficios tan antiguos como los de la restauración, los cuales revisten una importancia trascendental para la urbe principeña.

La Escuela de Oficios agramontina contribuye con esta nueva graduación a incorporar a la sociedad jóvenes que asumirán con honradez, responsabilidad y sabiduría los trabajos para los que fueron preparados. Una vez graduados, integrarán además la plantilla laboral de la Empresa de Restauración y Conservación de la OHCC, y con su desempeño contribuirán a la salvaguarda del patrimonio edificado de la urbe camagüeyana.

dsc_2806

dsc_2809