Hacia la luz de Tony

Antonio Guerrero

Hacia la luz él siempre ha movido sus piezas. De alfiles y Reinas está lleno el sendero. La certeza de un jaque mate pensado, anhelado… guía la búsqueda. La luz, recurrencia al origen, al final y al camino; la luz como fuerza dadora y hacia ella su ajedrez.

Una reiteración pertinente es el título del libro de Antonio Guerrero presentado esta tarde en el Parque Agramonte, “Ajedrez hacia la luz”, un albor identitario de libertad y un juego puerta hacia la emancipación del espíritu, el fortalecimiento del intelecto y la compañía en hostiles soledades.

Ícono de la independencia, en esta ocasión la luz no va al estereotipo libertario; junto al ajedrez forma un binomio reflexivo que durante más de dieciséis años permitió superar obstáculos carcelarios.

Nos llega Tony con lenguaje fresco y coloquial, interesantes partidas ajedrecísticas, análisis especializados y otras remembranzas asociadas a la práctica del juego ciencia, y de cómo se convirtió en fuente de alegría y distracción para los cinco antiterroristas cubanos.

El texto incluye también 17 reproducciones de acuarelas del autor, cada una con momentos históricos del ajedrez cubano y otras referencias a quienes, a pesar de las distancias, mantuvieron con él partidas durante su encierro.

Publicada a través del Sello Editorial “El Lugareño”, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, la entrega literaria constituye un agasajo perfecto a la institución agramontina que celebra su XX aniversario.

La compilación llegó a la OHCC cuando los cinco héroes aun sufrían condena en Estados Unidos. Asumir su publicación en ese momento constituyó oportunidad sustancial para sumar esfuerzos a la campaña por su liberación.

Actualmente, a poco más de dos años de su regreso, la presentación de “Ajedrez hacia la luz” significa una denuncia a las injusticias en cualquier lugar del mundo donde puedan suceder.

Acompañaron a Tony en el panel de presentación del libro, Marta Hurtado, del Sello Editorial de la OHCC; el maestro internacional de ajedrez Lázaro Bueno y Jorge Jerez Belisario, periodista del Semanario Adelante, estos dos últimos amigos entrañables del héroe y con quienes mantuvo contacto desde cárceles norteamericanas.

“La esencia más importante de este libro no es ajedrecística, sino el nivel de respuesta, solidaridad y vínculo hacia un preso, que solo es posible con el pueblo cubano”, confesó Antonio Guerrero al finalizar su intervención.

“Ajedrez hacia la luz” está dedicado a Fidel Castro y Ernesto Che Guevara, dos hombres que no solo hicieron posible el desarrollo del ajedrez cubano, sino la Revolución.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *