Homenaje a Fidel en la Plaza de la Revolución de Camagüey

Custodiada por miles y miles de cubanos, la Caravana de la Libertad llegó a Camagüey y el lugar escogido para resguardar al inmortal guerrero fue la Plaza de la Revolución; sitio donde hoy la OHCC rindió tributo al líder revolucionario.

Trabajadores de la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey rindieron tributo al Comandante en Jefe Fidel Castro, esta mañana en la Plaza de la Revolución “Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz”.
La historia unió en el mismo lugar a estos grandes hombres de la patria, Agramonte y Fidel, cuyos ideales los hicieron parte de un mismo sueño, una misma lucha y un mismo pueblo.

Después de la muerte de Fidel, el 25 de noviembre de 2016, partió la Caravana de la Libertad con sus restos, en recorrido opuesto al realizado, décadas atrás, por los rebeldes triunfantes.
Custodiada por miles y miles de cubanos a lo largo y ancho de la Isla, la Caravana llegó a Camagüey y precisamente el lugar escogido para resguardar al inmortal guerrero, fue la Plaza de la Revolución; sitio al cual llegaron sus cenizas el pasado primero de diciembre.

La noche en que se resguardaron los restos mortales de Fidel en el Salón Jimaguayú de esta Plaza, no hubo sosiego. Afuera, tras la velada cultural, cientos de agramontinos permanecieron despiertos para ofrecer su póstumo tributo. Dentro, quienes a nombre de muchos tuvieron el honor de organizar y custodiar, sintieron la grandeza del momento y como tal actuaron. Entre esas personas, los trabajadores de la OHCC desempeñaron un papel decisivo, a la altura de la circunstancia histórica.

 

 

Hoy, en vísperas de conmemorar un año de su muerte, el colectivo laboral de la OHCC, junto a pioneros, estudiantes y artistas camagüeyanos, recordaron al eterno líder y ante la inevitable remembranza, el ejemplo de Fidel renació.
Esta misma mañana, en el Salón Jimaguayú, fue estrenado un audiovisual donde se rememora el traslado y estancia de los restos de Fidel en la ciudad de Camagüey y la labor de la OHCC en el homenaje rendido en la urbe agramontina.

Como en aquella noche, hoy la conmoción fue precedida por el deseo de formar parte de los agradecidos dispuestos a continuar su obra. Fidel, tu pueblo, que no olvida, sabrá andar por la senda que nos legaste y sembrar la simiente de lo justo, en las nuevas generaciones de cubanos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *