La ciudad celebra 503

3raUn día como hoy se asentó hace 503 años, a los pies de la Virgen de la Candelaria, la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, quedando definitivamente entre las aguas de los ríos Tínima y Hatibonico, desde entonces ha sido testigo de muchos nacimientos, de grandes historias y de las más finas costumbre matizadas por tradiciones culturales, algunas heredadas otras autóctonas.

Dicen los que saben mucho que en nuestra ciudad, al doblar la esquina se puede encontrar cualquier cosa: un farol enamorado, un árbol puesto de cabeza, un banco lleno de enamorados o el cesto para los papeles convertido por un niño es su velero.

También puedes tropezar con el perro del abuelo Paco, con un amigo al cual dejaste de ver al graduarte, o con la niña más espigada del barrio quien en la escuela fue famosa por su belleza. Muchas de esas cosas puedes encontrar en las enmarañadas calles del Centro Histórico, sobre todo por estos días en que los moradores salen a celebrar una gran fiesta, la fiesta 503, que sigue llenando de rosas a mi Camagüey.

Los que disfrutan al saber que viven en una ciudad cuyo centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad, en un día como hoy, no pueden dejar de pensar en La Oficina del Historiador. Sus 20 años de amor y entrega a la Otrora Santa María del Puerto del Príncipe, puede apreciarse con solo mirar a José Martí en su parque, con la restauración de nuestra plaza fundacional , al caminar por la calle de los cines o al recorrer un callejón o una plaza.
Allí está la mano de sus trabajadores y de muchas instituciones de la localidad que laboran por mantenerla a salvo del tiempo. Mientras recorres su caprichoso trazado descubrirás del orgullo que se siente al saberse camagüeyano.
La Celebración

Desde las celebraciones por el aniversario 500 de la Villa, hubo trompetas en todas las plazas de señoriales iglesias. Desde el amanecer los clarines anunciaban la llegada del aniversario fundacional de la villa, tradición que parece establecerse cuando de amaneceres del día 2 se trata, pues en el 2015 y también en el 2016 hubo reedición y hoy volvimos a despertar con el toque. Esta vez ejecutado por los jóvenes estudiantes de trompeta del conservatorio José White.

El Carmen, San Juan de Dios, Plaza de los Trabajadores y Parque Agramonte, acogieron las sencillas clarinadas para recordarnos antes de la llegada del sol que Camagüey está de cumpleaños.

Una vez escuchada de la Diana Mambisa despertaron los moradores de la comarca y sin dejar su ajetreo habitual, ya comenzaron algunas de las actividades previstas para este 503 aniversario. La cancelación de un sello conmemorativo en el parque Agramonte abrió las propuestas, luego se depositó una ofrenda floral al Héroe Epónimo del Camagüey y de allí partió la habitual peregrinación hasta el cementerio para honrar la memoria de los apostaron por el desarrollo de su tierra.

Allí hubo un aparte para el historiador Gustavo Sed Nieves, quien tanto amó a su terruño que partió a la eternidad justo en el aniversario de su fundación. Hay quienes han llegado a pensar que aquel 2 de febrero de 2000, terminó ofrendándole su propia vida. Por eso en cada gesto de amor que Camagüey reciba de nosotros, nace y vive Gustavo nuevamente.

Cierre Musical
Como Raúl Paz, otros cantantes han tomado Agua de Tinajón y por estos días de aniversario regresan a celebrar con su música. Adrian Berazaín es de los que repite un concierto en la ciudad, esta vez acompañado de Mauricio Figueiral.

El cumpleaños 503 de la fundación de la Villa estará acompañado esta noche de esa vitamina para el alma que es la música.

Otro regalo a la ciudad a propósito de este aniversario 503 será la apertura de la nueva sala de conciertos, que quedará concluida próximamente en la desactivada capilla de la escuela primaria Renato Guitar, en la esquina de las calles Luaces y San Pablo, a una cuadra del parque Agramonte.

Especialistas en música comprobaron los positivos valores acústicos del inmueble, el cual será utilizado para agrupaciones de pequeño formato, como orquestas de cámara, y solistas. La Sala Marín Varona será espacio propicio para cultivar el espíritu de los camagüeyanos, amantes de la buena música.

Y no pueden faltar las artes plásticas en la comarca de poetas y pintores, por eso El español Museo del Prado llegará hasta Camagüey con una selección de reproducciones de varias obras maestras de su colección, expuestas al aire libre a partir de hoy 2 de febrero a las seis de la tarde. Cuadros de Velázquez, Goya, Rubens, Murillo, Caravaggio, El Bosco, Durero y Rembrandt forman parte de la muestra representativa, una de las más prestigiosas del mundo.

Las 60 copias a tamaño real y con gran calidad estarán acompañadas por pancartas explicativas con datos referentes a sus homólogas originales y a la historia del Museo.

Así recibe la comarca el nuevo año de vida, las melodía que hoy la agasajan serán sin dudas el augurio de que se mantendrá viva otros 500. ( 2 de febrero de 2017)