La historia de Ignacio Agramonte: una propuesta en el verano

La vida de Ignacio Agramonte apasiona a niños, jóvenes y personas de todas las edades. En este verano uno de los recorridos que protagoniza la Oficina del Historiador de la ciudad dentro de sus ofertas es el que tiene a la figura de El Mayor como centro.

La visita comienza por la Casa Natal, donde objetos pertenecientes a este camagüeyano insigne aguardan para contar su historia. Luego el amor de Ignacio y Amalia es relatado en la Quinta Simoni para de allí montarse sobre ruedas y visitar el Potrero de Jimaguayú donde el obelisco y la maqueta que revive el combate se encuentran prestos para acoger al visitante deseoso de conocer una de las tantas versiones de la muerte de Agramonte. Resulta impresionante el verdor, la naturaleza y el trato amable de la familia que vela por el cuidado del lugar. La lluvia acogió al primer grupo de visitantes que iniciaron los recorridos de verano y le permitió estar mucho más tiempo en ese sitio sagrado donde hace más de 140 años perdió la vida nuestro diamante con alma de beso.

La última parada se reservó para la Plaza San Juan de Dios de la ciudad, Oreidis Pimentel, especialista de la Casa de la Diversidad, perteneciente a la Oficina del Historiador y guía de la ruta explicó cómo el Padre Olallo limpió y vistió el cadáver del Mayor General Ignacio Agramonte, quien luego de su caída en combate fue llevado hasta el lugar donde ahora existe un pequeño monumento.

Sin dudas esta recorrido resulta un atractivo para apertrecharse de la rica historia de Camagüey, de Cuba y sus héroes. Una oferta de lujo que está al alcance de todos durante este verano en el que disfrute y patrimonio se dan la mano.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *