Manolo Martínez sigue narrando

manoloFigura imprescindible en el patrimonio oral de nuestra ciudad es Manolo Martínez; a su legado imperecedero la VII Jornada de la Diversidad Cultural para el diálogo y el desarrollo dedicó un panel donde se compartieron remembranzas sobre sus aportes a la identidad de esta urbe.

“Desde antes de 1969 ya Manolo narraba en la Biblioteca Provincial”, recuerda Zaida Montells, y allí estaba ella también, aun sin reconocer la importancia de aquello que llamaba “contar cuentos”.

“Manolo me hace pensar en la sencillez, solidaridad, modestia y valentía, y cuando hablo de la narración oral, él siempre está a mi lado”.

No existen distancias temporales, físicas o espirituales, para Zaida, entre ella y Manolo los puentes de la palabra, el tejido cultural de las historias, “nos enseñó a contar, que este arte existe y eso es lo que me llevo de la historia”.

Pero el padre de la narración oral camagüeyana, no solo es fuente de añoranza para Zaida.

Mabel Aladro, quien trabajara en la Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey, recuerda su autenticidad, la forma única en que Manolo conquistaba el aire, con fortalezas de palabras, con sentidos de vida, con lo imperecedero de su voz.

Y es que “El té de Manolo” y “Me lo contó Manolo” fueron peñas que durante mucho tiempo acompañaron la labor de la OHCC, a través de su Oficina de Patrimonio Cultural del Centro Histórico (OPCCH).

En el programa radial Camino a Camagüey, de esta institución, lo recibió Aymara Barreras, actual directora de la OPCCH, “su voz me impresionaba y le pedí que viniera al proyecto”.

“Estuvimos una semana grabando y más que hacer un programa, disfrutamos de él, porque escucharlo reflexionar sobre la vida en sus cuentos era una experiencia inolvidable”.

Guardar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *