Ocupación urgente

MSc. Mabel Aladro Ruíz (Colaboradora)

¿Se han fijado ustedes en cuántas violaciones con respecto al cuidado del patrimonio existen en la ciudad actualmente? Si, cuando hablo del patrimonio me refiero tanto al tangible como al intangible, pero me gustaría hacer referencia al primero, a ese que podemos palpar, tocar, a edificios, algunos con un valor excepcional y que muchas veces, pasamos los ignoramos o simplemente nos da lo mismo que se mantengan en pie o no, a fachadas ,a carteles que pululan por doquier sobre todo ahora en que los trabajadores por cuenta propia han logrado su espacio merecido, pues así ha sido reconocido gubernamentalmente, a los viales, al ornato público, y así a tantos otros elementos que conforman dicho patrimonio tangible.

Muy a nuestro pesar sabemos que existe un cuerpo de inspectores acreditados para darle fin y ordenar lo mal hecho en cuanto a esas violaciones se refiere, ¿pero, se cumplen esas restricciones realmente?, ¿se aplican las regulaciones que con tanto celo y dedicación los Departamentos y Direcciones correspondientes elaboran? A mí me parece que tenemos que revisar esto, porque  parafraseando al Comandante en Jefe“…Revolución es todo lo que debe ser cambiado…´´.

Es deber de todas las generaciones conservar íntegros esos edificios y todo lo que conforma el patrimonio, ese que heredamos de anteriores descendencias, pues no podemos olvidar que, por esos valores que atesoramos como ciudad, en el año 1980 nuestro Centro Histórico fue declarado Monumento Nacional y luego, en el 2008 por la UNESCO, una parte del mismo como Patrimonio Cultural de la Humanidad, lo que significa que dichos valores han trascendido no solo a los cubanos, sino a todos los ciudadanos del mundo. Este legado, sin lugar a dudas es una deuda que tenemos con las futuras generaciones, pues como comentara el Dr. Roberto Méndez Martínez, camagüeyano de pura cepa, todos tenemos que aprender a vivir en una ciudad que ostenta tan alta condición.

Como reza en un viejo refrán popular, …Lo que hoy no se valora, mañana se lamenta…, ocupémonos entonces  de que todos seamos fieles defensores del patrimonio, convirtámonos en promotores del buen hacer, no permitamos lo mal hecho y lo que dañe nuestro entorno, no aprobemos que se produzca lo que verán en las fotos que acompañan este comentario, seamos, todos los días un mejor ciudadano, y como siempre continuemos haciendo realidad  nuestro lema: Por el orgullo de ser camagüeyanos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *