A quienes defienden la historia

2Siempre que se prepara algún homenaje a los historiadores o se acerca su día, pienso en uno de ellos que con gran frecuencia me encuentro en la calle, de un lado para el otro, con sus apuntes acuesta.Si busco información de algún tema es como una suerte de mar de conocimientos, disfruto mucho al conversar con él,  lo mismo puedes hallarlo en el archivo provincial, en la biblioteca y supe que gestionaba llegar  hasta el conocido “archivo de indias”, que guarda España desde el tiempo de la colonia, pero no logró ese anhelo.

Les hablo del profe, como le digo de cariño al licenciado Fernando Crespo Baró, un historiador más allá de la profesión, un apasionado buscador del pasado, de su querida Ciudad de los Tinajones.

El porqué del homenaje

Hoy celebramos el día internacional del Historiador y desde 2016, también del historiador cubano, que antes tenía lugar el 19 de julioen feliz coincidencia con la investidura de Emilio Roig de Leuchsenring, como Historiador de la Ciudad de La Habana en 1935.

Recientes investigaciones revelan que el documento oficial que nombraba al incansable historiador capitalino, al estar confuso por el paso del tiempo, parecía mostrar un día 19, pero esclarecida la fecha y la caligrafía de la época, fue  un  primero de julio el día de la ceremonia.

La fecha  el pasado año llevó a los implicados y trabajadores de la Casa de la Diversidad Cultural, a realizar una peregrinación por los sepulcros de aquellos camagüeyanos, que nos legaron sus apuntes, para interpretar mejor los sucesos y luchas, desde la otrora villa.

3En un día tan importante para los historiadores, quienes nos nutrimos de sus investigaciones y escritos, no podemos dejar de recordar a Juan Torres Lasqueti, quien en 1888 publicó sus apuntes de Puerto Príncipe, dando continuidad a la obra de Tomás Pio Betancourt, ambos pioneros en las labores historiográficas. También vale la reverencia para Juárez Cano, el primer historiador de la comarca, nombrado oficialmente por el alcalde, en 1937.

Llegamos a nuestros tiempos y aquí encontramos al  historiador más contemporáneo y facilitador del puente entre lo antiguo y la modernidad, Gustavo Sed Nieves, su interesante archivo personal, lleno de recortes y apuntes manuales, han servido de fuente importante a muchas generaciones, su vida estuvo ligada a salvaguardar la memoria de su querido Camagüey y a la Oficina del Historiador, hasta su muerte.

Sed amó tanto a su ciudad que llegó a esta un 2 de febrero, día de su fundación, y también en esa fecha  partió a la eternidad.

Mis deseos

Por eso esta mañana quiero ir al encuentro con el profe Crespo y darle un gran abrazo de felicidades, compartido con sus colegas,  porque todos  merecen una reverencia por develar  los caminos y secretos, que  tejieron  la historia del Camagüey.