Reconocimiento a la entrega, la dedicación y el altruismo

Por Sheila Barros Fals y Mailet Padilla Paneca

Fotos: Lázaro Najarro Pujoll

Como parte de la celebración por el día del trabajador de la cultural en el salón de Protocolo “Nicolás Guillén” de la Plaza de la Revolución Ignacio Agramonte se le impuso, a 42 trabajadores de la Oficina del Historiador de la ciudad, la Medalla Conmemorativa Veinte Aniversario.

Este galardón fue instituido para reconocer a entidades, personalidades y de forma excepcional a trabajadores involucrados significativamente en el arduo trabajo que por y para la ciudad se acomete.

Con la presencia de altos funcionarios del Partido y el Gobierno en el territorio, miembros del Consejo de Dirección del Sistema de la Cultura y de la Oficina del Historiador no solo se entregaron las medallas, también se reconoció la labor que desarrollaron los jóvenes en la recuperación del batey Jaronú, tras el paso del huracán Irma.

Instituciones como la Escuela de Oficios Francisco Sánchez Betancourt y la Brigada de Mantenimiento y la Empresa Provincial de Restauración, pertenecientes a la Oficina también fueron destacadas.

Ingenieros, directivos, profesionales todos, entregados al noble oficio de rescatar y restaurar la memoria histórica que llegará al futuro para en él seguir viviendo brillaron por su modestia, entrega y compromiso con la humanidad. Entre ellos se resaltó a quien con particular deferencia es testigo y protagonista de la gesta recuperativa que se realiza en Jaronú: José Rodríguez Barreras, director de la Oficina del Historiador.

Los reconocimientos no olvidaron a un grupo de personas, que aunque no se encuentran laborando en la institución, realizaron aportes notables y escribieron parte de la historia que hoy se cuenta con orgullo.

Un momento único resultó este acto, donde sin dudas el legado altruista de Fidel primó en cada corazón reconocido que allí latió.