Un acercamiento al Instituto de Segunda Enseñanza de Camagüey

Por Yanelis Acosta Galindo (Especialista de la Oficina del Historiador)

La apertura oficial de este Instituto  ocurrió el miércoles 10 de octubre de 1928, su autor fue el ingeniero Alonso. Lo que representó un verdadero acontecimiento para todos los habitantes de la comarca.

La edificación fue construida en una parcela correspondiente a los terrenos del Campo de Marte, perteneciente al histórico Campestre. La convulsa década de los años 50 del pasado siglo, para la historia de nuestro país, encontró en este lugar un fecundo surtidor de líderes en su estudiantado, muchos de ellos incorporados después al Movimiento “26 de Julio”. Activos jóvenes como Jesús Suárez Gayol, Tato Rodríguez Vedo, Rafael Guerra Vives,  Faure Chomón Mediavilla, del Directorio Estudiantil Revolucionario.  y “Álvaro Morell Álvarez”, cuyo nombre ostenta el Instituto-  entre otras decenas de luchadores contra la dictadura batistiana, dejaron su huella y su ejemplo en este sitio.

Sobresalen en las acciones de la juventud de aquella época  entre ellas cabe destacar   el velorio simbólico protagonizado por los estudiantes y el pueblo en el Instituto, para rendir póstumo homenaje al mártir Rubén Batista Rubio el 13 de febrero de 1953, constituyó una de las más heroicas jornadas de rebeldía y combate de la juventud camagüeyana y la huelga de los estudiantes para exigir la liberación de los presos políticos de la dictadura batistiana.

Otro trascendental capítulo en las luchas estudiantiles se llevó a cabo cuando el Dr. Armando Hart Dávalos, invitado por Suárez Gayol  con el apoyo de Elpidio Lezcano Agreda, Rodolfo (Macho) León, Álvaro Morell Álvarez, Raúl García Peláez (coordinador provincial del Movimiento 26 de Julio) y la alumna Carmen Cortiñas, en ocasión del acto de recordación por el Fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina asesinados injustamente por el Gobierno español, develaron el cuadro con el retrato de Abel Santamaría , segundo jefe del Movimiento Revolucionario de la Generación del Centenario, en el pequeño local que servía a la Asociación de Estudiantes del Instituto, la noche del 27 de noviembre de 1955.

En septiembre del 2009, el Instituto de Camagüey retoma su condición de escuela preuniversitaria, y desde entonces se inicia un proceso de conservación del inmueble, cargado de historia, pero también con alto valor patrimonial y arquitectónico.

La Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey completó el remozamiento total del Aula Magna, donde tantas reuniones y actos de repudio se sucedieron. Es un objetivo priorizado, continuar este quehacer restaurador que se extenderá a toda su estructura, afectada por el paso del tiempo .

Por los valores integrales se determinó la elaboración de un Expediente de Declaratoria como Monumento Nacional, para así honrar su magnífica estructura y una trayectoria continuada de luchas estudiantiles contra los diferentes gobiernos de la seudorepública.

Esta declaración del Instituto de Segunda Enseñanza de Camagüey como Monumento Nacional, contribuye a un conocimiento más extendido en toda la Isla, de los valores en materia de construcción y en el netamente histórico, implícitos en el recinto.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *