Una puerta a la historia del ferrocarril en Camagüey

El boulevard Van Horne amaneció colmado de público, durante la espera la Banda de Conciertos afinaba sus instrumentos, a las nueve en punto tocaron el himno nacional. Luego la locutora ofreció un recordatorio.
Hace 150 años, el 11 de noviembre Ignacio Agramonte marchó al ingenio Oriente, cercano al poblado de Sibanicú, para unirse a la guerra por la añorada independencia de su patria.
Con orgullo lo recordamos los camagüeyanos, reunidos junto a la dirección del partido y gobierno en el municipio, personalidades de la cultura, miembros de las Asociaciones, estudiantes de las diversas enseñanzas y otros invitados.
La danza a El Mayor ofrecida por el Conjunto artístico Arlequín, que cerró con un pequeño mambí en hombros representando a Agramonte, ganó ovación cerrada y arrancó lágrimas de emoción a todos los que nos sentimos seguidores de sus ideas.
La nueva puerta

En el afán de preservar la memoria histórica y cultural del Camagüey y sus hijos, la Oficina del Historiador no detiene su quehacer y hoy, en digna fecha de patriotismo, abre las puertas de Archivo Histórico del Museo ferroviario, donde resguardará la memoria del camino de hierro a Camagüey, justo en los altos de su vieja estación que recupera su luz y belleza.
A la vez se realizó la entrega de la medalla conmemorativa “20 aniversario de la Oficina del Historiador”, al colectivo del Archivo Provincial de Camagüey, lo recibió su directora Marila Almeida, por los aportes a la base documental y asesoría en el trabajo.

El joven bayardo continúa inspirando con su ejemplo y vergüenza a sus coterráneos, que a 150 años de su partida a la manigua no olvidamos la historia, la atesoramos en documentos e imágenes, que nos ayudaran a comprenderla mejor.
Una joven heredera de su legado, Patricia Gamboa, conducirá con buenos pasos el nuevo archivo ferroviario al asumir la dirección de este. Como representante de la continuidad histórica imprescindible, ante el público manifestó su deseo de echar andar este importante proyecto que será otro desafío para su carrera.
Ya la vieja estación del tren recobra vida, la apertura en ella de la Tienda del sello editorial el Lugareño, el Archivo y pronto el Museo ferroviario, levantarán el guarda barrera y darán tres pitos de vía por la historia, al abrir una puerta al pasado sobre rieles, que regresará entre vidrieras, legajos y crónicas. ( 12 de noviembre)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *