Una Sala de Conciertos para Camagüey se hace realidad

maxresdefault¿Cuántos camagüeyanos no habrán anhelado, por años, asistir a un lugar donde se pudiera disfrutar de la música clásica? Para muchos fue un sueño realizado cuando concurrían a la ciudad representantes del género, porque mientras solo un silencio perpetuo invadía esos deseos.

Pero en un abrir y cerrar de ojos lo que fue una utopía comenzó a convertirse en realidad desde finales del 2016, cuando la Oficina del Historiador de la Ciudad acogió el proyecto de rehabilitación de lo que fuera originalmente la Capilla de las Hermanas Reparadoras, y con los años había pasado por varios usos, para convertirlo en la merecida Sala de Conciertos José Marín Varona que tanto desean los que habitan estas tierras de elevada cultura.

Nos cuenta la proyectista general de la obra, Yaxely González Carmenates – una mujer que se apasiona con su trabajo y como fruto de él ha recibido múltiples premios-  que en los inicios el lugar  daba un poco de tristeza; las paredes llenas de hollín, de cuando sirvió para cocina, los elementos artísticos decorativos que posee con huellas del tiempo y el maltrato por los múltiples fines para los que se dedicó. Por lo tanto era un reto apasionante para ella.

img_20170630_133204A través de la investigación histórica se supo que en sus inicios existieron tres vitrales, los cuales estaban tapiados y se le incorporaron al proyecto, explica Yaxely que se aprovechó la acústica del lugar, se elevó el escenario de nivel, se montó la marquesina y se incluyó una escalera de metal en forma de caracol para acceder al coro. Además se respetaron los elementos tipológicos de la arquitectura de principio del siglo XX.

La arquitecta hizo un breve apunte acerca de la necesidad de rescatar el inmueble que dentro de su alto valor histórico cuenta con quea su lado vivió la madre del hijo de José Martí, Carmen Zayas Bazán.

Por otra parte, la Sala tendrá capacidad para 150 espectadores que podrán disfrutar del talento de orquestas de cámara de pequeño formato y canto coral. Pero a esto le suma su directora,  Caridad González, que el lugar servirá además para laintegración de  proyectos educativos y culturales con las instituciones docentes cercanas, que tienen a los niños como centro, pues es objetivo de trabajo que los más pequeños conozcan la importancia de este tipo de instalación.

Para acometer esta obra, además del trabajo de la Oficina del Historiador se contó con la participación de artistas camagüeyanos vinculados al Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), el apoyola Fundación Caguayo y una inversión de unos 287 mil pesos convertibles (un peso equivalente a un dólar, por el cambio oficial), y 337 mil en moneda nacional; financiados por el estado cubano, que nunca olvida la cultura como pilar principal del desarrollo de Cuba.

img_20170630_133113La Sala de Conciertos José Marín Varona, pretende abrir sus puertas al público el sábado 22 de julio a las 9:00  de la noche, como regalo anticipado por la efeméride del 26 de julio que para todos los cubanos representa el Día de la Rebeldía Nacional, y que mejor manera de inaugurar una obra de tan alto valor cultural en una ciudad Patrimonio de la Humanidad que disfrutando del orgullo de tener un lugar para disfrutar del arte plenos de libertad.